30/06/2009

Competiendo por el Oro. Bike Marathon



Reflexionando si participar en esta competencia
Esta vez voy a comenzar con una duda que me rondo toda la semana anterior a la competencia ¿ir o no ir a una competencia en la que no tienes ninguna posibilidad de podium? Y reflexionando decidí participar, sabiendo que solo era eso, me puse como meta hacer lo mejor dentro de mis posibilidades, terminar la ruta y divertirme, hoy habiendo pasado todo, debo decir que fue una experiencia muy agradable, a pesar de los nervios que aumentaban conforme se acercaba el inicio de la competencia, no valió para nada mi experiencia en muchas competencias de hace algunos años (mear mas lejos, vomitar mas, canicas, chaquetas, trompo, burro 16, bolillo, cebollitas, karate, natación, come kekas, en fin tantas competencias en las que había participado y ganado varias) y los nervios me hicieron revolución mi estomaguito, tuve que correr de ultimo momento al wc, pero me reconforto no ser el único, los baños estaban a reventar y las tazas con “cerros” de nervios.
A todo esto debo agregar una llamada el lunes de un amigo (que bueno que no era un enemigo) que me dice “que bárbaros, como se atreven a publicar sus tiempos de la competencia, es una vergüenza, llegaron mucho después que la mayoría”, aquí debo decir, que al menos yo cumplí con lo planeado, termine la ruta bien, sin caídas, me divertí mucho y compartí con todos mis hermanos xsureños, el tiempo para mi era lo de menos pero de todas formas se los dejo:

20 KM
Raúl Reza 2:23:49
Laura Cabañas 2:39:08
Fiurer 2:42:50
42 KM
Diego 2:52:41
Luis Colotla 3:07:19
Ángel Santibáñez 3:21:09
Alex Rasta 3:31:10
Fabián Medra 3:35:10
Gaby Fisher 4:02:31
Yica 4:20 aprox

Iniciando el día
Esta vez todo empezó cuando el Rasta paso por mi a las 0430 para dirigimos al Ángel, punto de encuentro, al pasar por un antro de mala muerte, vemos salir a Ángel Cedillo corriendo, tratamos de auxiliarlo por que lo venían correteando varias damiselas, se sube a la camioneta y nos pregunta nuestro destino, le decimos que íbamos al Oro, no se que pensaría que dijo: pues vamos, en ese momento dejo de ser Ángel, ahora era nuestro apoderado legal y notario (licenciado para los organizadores), y pues ya no lo pudimos bajar, ya solo tuvimos que esperar a Raúl, que llego un poquito retrasado, la otra parte del grupo ya se había ido, y no es que llegáramos tarde, esta vez hubo 2 contingentes para irnos al Oro, el primero movido por los excesivos nervios de algunos que pensaban que parte de la competencia era llegar a barrer y el otro conformado por Raúl, Rasta, el Lic. Ángel y el Fiurer que dormimos 15 minutos mas y hasta nos dio tiempo para llegar al Oro a desayunar y encontrarnos a parte del otro contingente, Gaby F. y Luis C. que habían perdido a los “nerviosos”. Después de 2 ½ horas de camino y tan temprano, nos cayo bien un tamalito con atole y un pan de dulce, ya desayunados, desdesayunados (por los nervios) y la vuelta a la realidad del Lic., que se preguntaba “pos que rechin… hago aquí?” y algunos haciéndole la observación de que le echara Coca a su perfume, nos dirigimos en directo al lugar de la competencia, la presa Brookman, un lugar muy bello enclavado en las montañas, pero con un ambiente muy frío y húmedo, temíamos que durante la competencia estuviera lloviendo, pero no, poco a poco se fue aclarando el cielo y hasta hubo momentos que salio el sol. En el lugar ya estaba la otra parte de Xsur, “los nerviosos” comandados por Laus, Ángel S., Yica, Fabián M. y Diego, ya todos juntos nos dispusimos a ir por nuestro paquete, los que faltábamos, a preparar nuestras bicis y a dar entrevistas (real), Xsur es ya reconocido por muchos, en el lugar también nos encontramos a Víctor (Tepe) y Carmen que iba de acompañante, Alejandro Berea y algunos amigos mas, además de saludar a Jorge de Ávila y algunos conocidos de su contingente. La hora de empezar se acercaba, se oye la salida a las 1015 y salen los de 40 kms, en la que iban todos los xsureños, excepto Laus, Raúl y un servidor, y enseguida los de casaca azul, los de 20 kms, se hace un congestionamiento, todos quieren pasar por arriba de todos, el que esta a tras de mi pone cara por dejar pasar a Laus, “chale ni que estuvieras en las olimpiadas wey” le digo, se hace un embudo, y todos empiezan a tomar sus lugares y se hace mas fluido, le damos la vuelta a la presa, muy bonitos paisajes, vamos juntos los xsures de 20, poco a poco me voy quedando a la mitad del contingente de 20, Laus y Raúl agarran su paso y no los vuelvo a ver hasta llegar a la meta, algo que me di cuenta es que en las competencias casi nadie habla con nadie, excepto si vas en su grupo o equipo, me quedo solo durante los siguientes 17 kms en medio de muchos colegas ciclistas extraños y también en medio de la inmensidad del bosque y la montaña, me sirve para entablar conversación conmigo mismo:

Mi mismo: chale wey, para eso veniste?
Fiurer: de que me hablas wey?
Mm: pos ya vas hasta atrás y hasta te dejaron tus cuates
F: así es en esto, no me estés chingando, aquí cada quien para su santo
Mm: ya estoy hasta la madre de tus rodadas (tal vez es el espíritu de mi enemiga), ya hasta me canse
F: pero no llevamos ni la mitad del recorrido
Mm: no chingues, en serio? Ya me esta dando hambre
F: cálmate que me estoy enfocando en la ruta
Mm: ya viste esa pinché subidota?
F: ves, ya sácate a la chin…, déjame concentrar, mejor ni te hubiera traído
Y así sigue todo el camino refunfuñando mi conciencia (que le llamo mi mismo).

Nos dijeron que habría un puesto de hidrataciones en el Km. 10, pasan subidas, mas subidas, mas minutos y nada, pasamos varias comunidades y nunca veo el Km. 10, a lo lejos veo el puesto de agua, y dije “no mamen, ¿apenas es el Km. 10?”, pero para mí fortuna era el puesto del Km. 18, el del Km. 10 nunca lo vi., tal vez iba tan rápido y concentrado o nunca hubo puesto de agua en el Km. 10, me quedare por siempre con la duda. Me detengo un rato a tomar agua, me dicen que ya lo que falta es pura bajada, nadie adelante o atrás de mi, no sabia mi posición, tal vez ya era el ultimo, me dispongo a bajar a toda velocidad, me pasa uno que todo el camino vino quejándose y nos vamos picoteando, se ve la meta a los lejos, pensé “ya chingue”, finalmente me rebasa este cuate y llego a la meta 3 minutos después de Laus y 19 después de Raúl, es muy emocionante llegar a la meta y ser anunciado por el sonido, “el numero 330 cruza la meta”, además de ser recibido por tus compañeros de Xsur y el Lic. Ángel (también fotógrafo) que a estas alturas de la competencia había muchos que pensaban que era el mismísimo Presidente Municipal de el Oro.
Poco a poco fueron llegando los demás xsures, primero Diego todo golpeado, enlodado, acalambrado pero bien, todos muy contentos, cansados y satisfechos por haber compartido esta nueva experiencia, para algunos, vimos la premiación, cambiamos nuestra casaca y chip por un jersey y una medalla conmemorativa, ya hambrientos nos apresuramos para irnos a comer al Oro, con tiempo para la foto en la presa, a un restaurante uruguayo muy bueno, la camaradería de siempre, la comida exquisita, todo perfecto.
Ya comidos y relajados y dando nuestro Lic. La validez final al evento nos fuimos de regreso a la realidad, a nuestras respectivas casas.

LO BUENO
La organización, ya típica de RAID, excelente, todo el staff, la señalización de la ruta, gente local de las comunidades contratada por los organizadores para esta competencia, ubicada en muchos puntos durante la rodada, la fila multicolor interminable de ciclistas en las primeras subidas, la comida en el Oro, el ambiente de fiesta y vendimia.
LO EXCELENTE
Toda la gente que vive en las comunidades por las que pasamos durante la competencia, los niños muy emocionados de ver a tantos ciclistas, echando porras, familias enteras haciendo pic-nic afuera de sus casa solo viéndonos pasar y gritando “si se puede” en las subidas mas pesadas, muy emotivo.
LO MALO
Diego se cayo en el trayecto y tratando de encontrar al paramédico o ambulancia para lavar su herida, nunca lo encontramos, ya se habían ido, creo que en esto no hay excusa, afortunadamente no era algo grave.

Finalmente quiero agradecer a Laus por todo el tiempo invertido y ganas para contagiarnos en asistir a este evento, además de que la puerta con RAID, que ella logro abrir, para los descuentos a Xsur esta ya disponible para otros eventos. Gracias a los xsureños que participaron en este evento, algo especial, les dejo fotos, nos vemos pronto…El Fiurer


25/06/2009

Rodando Padre


Rodada del Día del Padre
Este domingo, 21 de Junio, por invitación expresa de Ciclismo Urbano, nos fuimos a rodar a Chiconcuac pasando por Texcoco.
Fue un fin de semana muy activo para Xsur, ya que la rodada oficial de Xsur fue el sábado para no interferir en los planes del Día del Padre, guiada por Víctor F. al Manantial, en los alrededores del Mar de Lava hacia Tepoztlan. El domingo, aprovechando que Ride México le facilito 10 cortesías a Xsur para su rodada llamada la Travesía, se fueron 10 xsureños a hacer presencia. Y por ultimo, otros tantos xsureños nos dimos cita en el Deportivo Oceanía para rodar por pavimento y autopista a Chiconcuac, ida y vuelta, rodada en la cual participaron aproximadamente 400 ciclistas, es muy difícil comprobar la cifra, pero si era una fila multicolor muy larga de ciclistas, por Xsur asistimos, Nayin y Martín, Betty Chino y Hugo, Edgar, Arturo Arnold e hijo, Joaquín y su hermano, Bary (aunque iba camuflajeada de Biciteka), Ángel (de la travesía México-Veracruz) con sus cuates, y por supuesto el que escribe (Fiurer), varios de nosotros portando orgullosamente el jersey mas bonito de todos, el de Xsur.
Era una oportunidad para mi de sacar a pasear a la “anémica” (la bici de ruta) y además la salida no me quedaba lejos por lo que podía llegar rodando, además de que también era una oportunidad de saludar a muchos amigos de diferentes grupos que normalmente solo ruedan urbano o en este tipo de eventos, estas fueron las razones que me hicieron decidir para ir a esta rodada, ya que también tenia ganas de ir a la Travesía.
Llegue puntual, a las 0730, ya había un buen de ciclistas y seguían llegando, había que registrarse pero la fila estaba muy grande, adquirí con el debido descuento la plaquita conmemorativa, ya no me registre, pero no importaba ya tienen mis datos. Me fui a buscar algo para desayunar (raro), me encuentro a varios conocidos y algunos xsureños, me refino un yogurt y un jugo, nos reportamos listos.
A las 0845 empezamos a rodar hacia la Autopista a Texcoco, muchos niños (demasiado pequeños para mi gusto con sus familias), se hace interminable la fila de 2 ciclistas. Hay que compactar varias veces, siempre con patrullas cuidándonos, llegando a la autopista nos escolta la PFP, los Biciraptors siempre guiando y organizando muy bien, algunos demasiado nerviosos quieren ir mas rápido, parece una rodada exclusiva de ellos, pero los organizadores son varios, a la cabeza Dzib.
Finalmente llegamos a Texcoco con una hora de retraso a la planeada, en donde nos reciben muy amablemente con naranjas y agua, nos dirigen unas palabras las autoridades de Texcoco y seguimos nuestro camino guiados por los TimosBike (un grupo de MTB local), después de unos 30 minutos llegamos a nuestro destino final, Chiconcuac, en donde nos reciben nuevamente las autoridades del lugar muy afectuosamente con fruta y agua, nos dirigen algunas palabras y permanecemos en la presidencia cerca de una hora, comentando el trayecto.
Ya listos, nos empezamos a preparar para nuestro regreso, siempre escoltados por patrullas y en este momento una ambulancia también, que fue necesaria para curar a un papá ciclista que fue agredido cobardemente por un energúmeno que no debió haber salido ese día de su casa. Seguimos rodando para salir de Chiconcuac, cuando un veloz, zigzagueante y descuidado joven ciclista viene rebasando a todos sin ninguna precaución para estar al frente del pelotón, en ese momento me rebasa muy salvajemente y se me cierra, provocando que le pegue a su llanta trasera con mi delantera, por la velocidad que llevábamos, 18 km/h en ese momento, me hace caer fuertemente, la caída me hace varios raspones y un desgarre en el muslo derecho, además de desnivelar los rines, romper un rayo y mi licra, la verdad es que me molesto mucho caerme sin tener yo la culpa, no se si estaba tan enojado pero Nayin se espanto de verme tan molesto y se fue a refugiar a los brazos de Badman (no Batman, eh!), varios me auxiliaron, y se preocuparon por mi bici, si fue un buen chin…concuacazo, ni modo, gajes del oficio, gracias a todos los me auxiliaron (sin nombres para no omitir) y al que ajusto un poco la bici, y al que me tiro, pues que tenga mas cuidado, pudo ser de peores consecuencias.
Seguimos nuestro rodar de regreso, ahora con menos paradas, por lo que se alargo mucho mas el contingente, yo medio adolorido por el desgarre, mas tarde cuando me enfríe era insoportable el dolor, tratando de alcanzar a la Sra. Olga, que trae una condición bárbara, iba de puntera, para finalmente entre las bromas y el humor (bastante renegrido, xaxa) de Juna llegar nuevamente al Deportivo Oceanía, después de aproximadamente 55 kms, en donde yo me separe y me fui inmediatamente a casa, sin despedirme de nadie, en donde ya me esperaban mis “polluelos” para agasajarme, nuevamente muchas gracias a todos por el ambiente, a todos los que hicieron el trabajo duro de la organizada e hicieron posible esta rodada, a los que se detuvieron a ayudarme en mi caída, a las autoridades de Texcoco y Chiconcuac que se discutieron con la fruta y agua, a las patrullas de las diversas corporaciones que nos fueron escoltando, además de la ambulancia, a todos los ciclistas participantes que pusieron su parte para que esta primera rodada del Día del Padre fuera un evento tan PADRE y especial.

El negro en el arroz
A los organizadores, deberían de prohibir la asistencia o vetar a tipos como Aurelio que ya se sabe que es una persona problemática, considero que puso en peligro la armonía y buena vibra del evento al agredir a un padre de familia, que estaba con su familia, arteramente, sea cual sea la razón.
También deberían amonestar a ciclistas que rebasan sin ningún cuidado y se van cerrando a los demás ciclistas, pueden ocasionar un accidente más fuerte además de tener un reglamento muy explicito para este tipo de rodadas.
Y por ultimo, aunque no era mucha distancia y el terreno no representaba ninguna o poca dificultad por ser en su mayoría camino plano, deberían tener mas cuidado en el nivel de los participantes, yo no creo que esta rodada era para pequeñitos, yo considero que era una rodada de adolescentes en adelante que ya tienen un poco mas de conciencia del peligro de rodar sobre una autopista al lado de autos y camiones veloces.
Trato solamente de aportar sin causar polémica o molestia y que cada vez sea una rodada mejor en todos los aspectos.
Debo confesar que aunque íbamos a un paso leve disfrute mucho la rodada y estar rodeado de muchos amigos que comparten esta pasión, el ciclismo, espero pronto nos volvamos a ver en alguna vereda (esta vez), hasta pronto…El Fiurer

Fiurer-Fotos

16/06/2009

Reseña cuata (Llantas y Xsurasica)

Reseña cuata para cuates
Después de una semana de letargo y ya despierto quiero compartir con todos Uds. Primero la reseña de domingo antepasado a las llantas y la de este sábado al Desierto de Tehuacán, así que sin más preámbulo aquí vamos.
San Nicolás Totoloapan (Las llantas)
Este domingo, 7 de Junio, nos fuimos a rodar al ya muy famoso parque de las Llantas, así conocido por todos por las grandes llantas que están a la entrada, el punto de encuentro Perisur y el estacionamiento del restaurant en donde al final comeríamos las clásicas kekas.
Hicimos 2 grupos, uno de avanzados, guiado por el Rasta y otro de pseudo principiantes, y digo pseudo porque en si la ruta fue algo demandante, un poco más de lo que se hubiera pensado, pero finalmente muy divertida y completa, guiado este grupo por el controversial Mario, maestro limpio, que esta vez nos hizo pagar a todos nuestra entrada, como siempre.
Otra polémica que se armo en la semana después de rodar, bueno que armo el Tigrillo Mayor, fue porque rodar en las Llantas, siendo un lugar “artificial”, pagar y soportar tanta gente, además de resultar en rodadas aburridas después de ir varias veces. Bueno pues eh aquí la razón, yo en lo personal, es la tercera vez que voy al lugar y las 3 veces que he ido, una cuando empezaba en el MTB hace algunos años y las otras dos veces ya con Xsur (las únicas 2 veces que Xsur ha rodado oficialmente ahí), siempre han sido veredas completamente diferentes, lo cual quiere decir que hay mucho por ver, además siempre hemos andado por veredas exclusivas, en donde somos los únicos ciclistas. En cuanto a que es artificial o no, pues eso depende mucho que tan original queremos ser, lo del pago, es una forma de ayudar a la comunidad que vive ahí, además de lo que consumimos en el lugar, es exactamente lo mismo que cuando vamos a algún otro lugar, llámese Hidalgo, Morelos, o como se llame, a veces hay que pagar al guía una cuota, muy válido, y consumir en el lugar para ayudar a las comunidades, exactamente lo mismo pero sin salir del DF, he ido más veces a Pahuatlan a rodar y no significa que ya me haya aburrido ¿o me llegara a aburrir?
Bueno al final todos contentos, 20 ciclistas en total, 12 en el grupo de intermedios y 8 en el de avanzados, después de bajar y subir y subir, además de Diego y Rasta que se la rifaron con un grupo de down-hilleros, nos encontramos nuevamente todos en las kekas para terminar de festejar el cumple del Maestro Limpio, a quien agradecemos por todas esas veredas eXclusivas y las rampas al final, muy divertida la rodada.





Rodada Xsurasica
Este sábado, 13 de junio, se cumplió el plazo tan esperado por algunos para irnos a rodar al Desierto de Tehuacán, ubicado a unos 30 kms de Tehuacán en el Estado de Puebla y visitando el poblado de San Juan Raya, lugar en donde hay diversas actividades, como visita al museo local, a las huellas de dinosaurio y al bosque de cactáceas, todo esto a una distancia de 300 kms del DF, lo cual hizo que varios lo pensaran 2 veces y se abstuvieran de ir a rodar tan lejos solamente 25 kms, pero para ser sinceros es una experiencia única el rodar en donde hace millones de años era mar y en donde también en algún momento muy, pero muy lejano anduvieron dinosaurios caminando, un lugar en donde se siente la magia de lo milenario, en donde nos damos cuenta de lo fugaz que puede ser nuestra presencia en este mundo, además de rodar en medio de millones de fósiles, solo tenias que detenerte y observar detenidamente el suelo para encontrar infinidad de fósiles, de lo cual los pobladores del lugar están muy orgullosos.
Todo empezó en Polanco a las 0430, hora de encuentro, en la semana ultimas cancelaciones de algunos que decidieron ya no ir, tal vez por la distancia, por la temprana hora para empezar esta aventura, por lo tarde que estaba planeado el regreso, o por razones y compromisos personales, o todo a la vez, cancelaciones que todavía no se habían pagado, lo cual hizo ajustar un poco el presupuesto, teniendo que rentar un autobús diferente al que estaba originalmente planeado y ponerle menos frijoles a las tortas, al final todo bien excepto la circulación del aire en el autobús, lo que hizo que el olor de los ciclistas que venían en la parte de atrás se enviciara ya de regreso, amigos hay que bañarse aunque sea muy temprano, parecía zoológico ambulante, además de otras cosas que parecía el autobús (table, karaoke, fiesta de pueblo, cantina). Al final 24 atrevidos ciclistas nos fuimos a la aventura de conquistar tierras desérticas, un gran reto por la temperatura a la cual rodamos, 40 grados, sin sombras en donde protegernos del infame Sol.
Después de casi 5 horas de camino, la ultima parte es de terracería con una serie de vados, lo cual impidió al autobús entrar hasta San Juan Raya, que era lo planeado, dejándonos en medio de la nada, lo que hizo que improvisáramos y empezáramos antes nuestra ruta, ya rodando, después de unos 10 minutos oímos por el radio a Arturo e Isabel que iban llegando y se reportaban para encontrarnos, alcanzándonos en la primer tiendita. Ya todos juntos nos dispusimos a internarnos ya en la parte desértica, lo mejor por todos los paisajes. Una rodada con poca subida, algunas muy buenas bajadas, mucho plano pero muchísimo Sol, lo que hizo la parte más difícil de la rodada, la temperatura, muchas caras nuevas, algunos viejos conocidos de mi época de Rodamonte, aquí un breve paréntesis, una persona conocida de esa negra (xaxa) época de mi vida me pregunto si me había disgustado con el celebre y controversial Mago, aquí contesto: nunca me he disgustado con él, siempre lo he estimado como buen amigo, es solo que nuestras veredas ahora son diferentes pero en el momento en que se crucen es mi amigo de siempre.
El nivel del grupo de esta rodada muy parejo, algunas cadenas rotas, caídas sin consecuencias, varias ponchaduras, insolados que en cada tiendita que se nos atravesara acabamos con las chelas frías, muchas fotos, nada de prisas ni presiones, después de 4 horas llegamos finalmente a San Juan Raya, en donde extrañamente se dividió el grupo, Xsur (la ola azul y amarilla) y 2 nuevos integrantes (Omar y cia.) en las chelas, todos los demás visitando lo que había que visitar, todos contentos ya listos nos fuimos al lugar en donde estaba el autobús esperándonos, los últimos 4 kms a toda velocidad, armamos las bicis para ir a comer a Zapotitlán de las Salinas.
Una mención especial a Aarón que se la rifo, de donde nos dejo el autobús hasta San Juan Raya llevando en su parrilla a Pascualito (hijo de F4), 3 kms de subida leve pero constante, quien no llevaba bici y solo iba a las actividades extras, siendo el único acompañante se quedo F4 a acompañarlo, y F4 ya no rodo en su totalidad la ruta.
Xsur agradece a todos por la confianza depositada en esta travesía, a las guapas de esta ocasión: Isa, Betty y Tania, a Carlos Pérez y compañeros de trabajo, a Mauricio “popotitos” Rojas, a Richard y acompañante, a Omar y acompañante, a Alex Platas y a todos los demás, Xsureños, por poner cada quien su aportación para que esta rodada resultara tan especial.
Como dice Diego, el regreso bastante ruidoso, demasiado tal vez para algunos, pero es el espíritu xsureño que a veces se desborda y resulta en un bar en ruedas, pero no pasa nada, todos somos bastante indefensos, no hay nada que temer, hay que unirse a la fiesta y contagiarse de ese espíritu único, la alegría por rodar y convivir con tanta gente nueva y bella, saludos y hasta pronto…El Fiurer