13/02/2010

Totalmente Desierto

Vuelta al Desierto (La Oficial)
Este domingo nos fuimos al Desierto de los Leones guiados por Paquito, varios Xsureños al saber que íbamos al Desierto se imaginaron una ruta muy leve y sin ninguna complicación, pero Paquito nos tenía una sorpresa reservada.
La cita fue en Sta. Fe a donde casi todos llegamos puntuales, al final solo esperamos a 2 ciclistas que venían de azul (demorados), en total 17 ciclistas, mas Jonathan y Rubén que llegarían directo al convento, nuevamente una buena asistencia de ciclistas.
La meta seria llegar nuevamente al Cerro san Miguel pero por los pantanos, una nueva ruta, 100% pedaleable, más leve que la ruta que hicimos la vez pasada en donde las subidas eran súper inclinadas, solo que no nos aviso Paco que en distancia seria más del triple.
Ya todos listos se presenta Paco y nos da las últimas instrucciones, aquí se las dejo, entrecomillas la traducción:
Paco: bueno, mmm, yo soy Paquito, algunos ya me conocen y algunos no. “los que no me conocen ahorita me la pagan”
P: mmm, la ruta que haremos es al Cerro Sn. Miguel por los pantanos, mmm, la distancia pos más o menos, yo espero, 30 kms, pero es un aproximado, la verdad no sé. “la distancia vale madre, ya lo verán”
Xsur: en que canal los radios
P: radios, mmm, no son necesarios, para qué? “radios? No manchen, ni aipod tengo”
X: y si nos perdemos
P: perderse? “pa’que lo pelo”
P: ahora haremos grupos y yo me entiendo con el líder de cada grupo “así ya si se pierden es pex de cada líder”
P: bueno pues ya vámonos
Y así fue, se formaron 3 grupos, el de los desesperados con Paquito, Rubén, Memo, Diego; el de las chicas con Maribel, Laura, Lupita, Gaby y Ángel, y de los glotones, que sería el resto con Hans, Víctor M., Enrique, Jonathan, un par de amigos que no recuerdo su nombre, William y el amigo argentino de Memo. Esta vez las chicas fueron las más aguerridas, las que nunca se quejaron y siempre iban al frente.
La ruta empezó bajando unos escalones hasta un estanque con patos y luego unos columpios por vereda hasta encontrar la carretera que va a Sn. Ángel, un tramo de la misma hasta encontrar la entrada a los pantanos, aquí ya tomamos un camino ancho de terracería que nos llevaría por varios manantiales, siempre de subida, hasta encontrar el camino que viene de los Dinamos, de ahí seguir subiendo hasta el Cerro Sn.Miguel.
Si bien esta ruta es totalmente rodable, a diferencia de la que sube por Cruz Blanca, el guía nunca nos advirtió que era más del triple de distancia, pero la verdad es que era una subida leve pero constante, no se le veía fin, el Cerro Sn. Miguel a lo lejos se veía, a pesar del cansancio, de los pensamientos recordatorios del 10 de Mayo, nadie se quejaba, los volcanes al fondo como una postal nos alentaban a seguir pedaleando, el clima caluroso y los paisajes espectaculares, Enrique se detenía a tomar fotos, muy pocas compactaciones, Jonathan pensaba “mejor me hubiera quedado a lavar”, Fiurer “mejor hubiera ido a Pachuca”, nadie hablaba, todos en silencio y al borde de nuestros límites pedaleábamos en esta vuelta completa al Desierto, sinceramente y sin exagerar debo confesar que ha sido la mejor rodada que haya hecho en el Desierto. Después de subir y subir llegamos al entronque con el camino que sube de Cruz Blanca, aleluya, se acabo la subida, ahora si es verdad, terreno conocido, hacemos una última pausa para el picnic y empezamos a bajar hasta el rio con su puente de madera, a todos les regresa el alma y muy contentos seguimos bajando hasta Cruz Blanca, mas bajada rápida y emocionante hasta los autos sin ningún contratiempo, una rodada perfecta, mucha subida, casi 30 kms de pedaleada ida y vuelta, ninguna pinchadura o descompostura, ni siquiera caídas, solo algunos resbalones muy leves, el clima a nuestro favor, mucho aire y unos paisajes espectaculares, todo esto entre puro xsureño, ¿que mas podíamos pedir?
Al final, algunos se quedaron a comer y los demás tuvimos que regresar a la realidad antes de que se nos acabara el encanto, antes de que las “enemigas” se amotinen y nos den cuartelazo, además listos para llegar a ver el Super Bowl, otro domingo de MTB.
Nos vemos el domingo (mañana) para irnos a rodar X la amistad a Xhiluca, al final de la rodada nos vamos a comer a Don Roque, restaurante de mariscos recomendado por un mismísimo jarocho (Joss), esta vez si me quedo a comer, hasta entonces…El Fiurer

No hay comentarios.: